Presentación
Koldo Biguri

Traducción: Koldo Morales

Los últimos quince años han supuesto una gran revolución para el euskera en todos los ámbitos, algo que para muchos no era más que un sueño hace unos pocos años, a pesar de que para otros muchos aún no resulte suficiente. La enseñanza, los medios de comunicación, la literatura y la administración son los cuatro pilares del florecimiento que vive el euskera en la CAV -sobre todo- y en Navarra -en menor medida-. El último de esos cuatro pilares es el principal objeto de análisis de este número de la revista SENEZ; o, para ser más exactos, la Administración y la Justicia, todo ello en torno a las jornadas organizadas por EIZIE en el seno de los cursos de verano de 1996 de la Universidad del País Vasco. Este número reúne las ponencias presentadas en esas jornadas, en el idioma en que fueron ofrecidas, tal como veníamos haciendo en los últimos tiempos.

Por lo tanto, nuestro tema de reflexión es en esta ocasión la traducción en los campos de la Administración y de la Justicia de Euskal Herria; en efecto, pensamos que el gran trabajo realizado en los quince años antes mencionados, la situación actual y los numerosos problemas que aún perviven merecen un análisis pausado. Las propias jornadas organizadas por EIZIE, el numeroso público que acudió a ellas y el eco y la gran participación alcanzada entre los traductores demuestran claramente que los traductores de la administración y de la justicia de Euskal Herria se preocupan por su profesión, que sienten la necesidad de reflexionar más allá de su quehacer diario, y eso se debe, seguramente, a que los traductores han sido hasta ahora los grandes olvidados por las instituciones en el esfuerzo de normalización y socialización del euskera. O peor aún, la traducción se ha convertido en esos tiempos en motivo de conflicto en el terreno de la Justicia, debido a las disensiones entre sus diferentes estamentos. Como siempre, es el traductor quien debe padecer los malentendido de unos y otros, careciendo, además, de todo apoyo corporativo.

Por otra parte, en este contexto no debe olvidarse que entre nosotros aún no existe la licenciatura universitaria en traducción, y que muchos de los que se dedican a este oficio carecen de estudios especializados de traducción. En referencia a ello resultan bastante esclarecedores los resultados de una encuesta que presentamos como introducción a esta revista, puesto que reflejan muy bien la situación de los traductores de estos ámbitos, sus condiciones de trabajo, su nivel de formación y las preocupaciones relativas a su profesión. Entre otros artículos escritos en euskera, es digno de mención el realizado sobre este tema por un juez vascoparlante, puesto que aclara los problemas que surgen en materia de justicia en las zonas vascoparlantes. En otros artículos, en cambio, se tratan problemas de carácter más práctico a los que deben enfrentarse los traductores en su actividad cotidiana; o el papel de los correctores, y, finalmente, el valor oficial de las traducciones en euskera.

Además de esos artículos escritos en euskera, y yendo más allá de los problemas que nos afectan solamente a nosotros -si bien contribuyendo a su comprensión-, publicamos artículos en otras lenguas que tratan diversos puntos de la traducción, pero en los ámbitos de España, Cataluña y la Unión Europea. Estos artículos son un contrapunto interesante para contemplar nuestra situación desde otra perspectiva, así como para aprender de nuestro vecinos. En efecto, como hemos dicho antes, en quince años se ha llevado a cabo un enorme trabajo, hemos recorrido un largo camino, pero sentimos la necesidad de realizar una reflexión permanente, puesto que nos queda mucho por hacer y ajustar. Está claro que los traductores están preparados, pero el trabajo principal de normalizar la traducción en euskera y de crear las condiciones para la mejora de su calidad están en manos de diferentes responsables y agentes de la Administración y de la Justicia.

Para terminar, queremos dar las gracias a la Universidad del País Vasco por su ayuda en la organización del curso y en la edición de este número.