Día Internacional de la Traducción - 2015

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Traducción, el 30 de septiembre, EIZIE elaboró un comunicado en defensa de la traducción.

INE1.JPG

En una rueda de prensa, el presidente de EIZIE, Mikel Garmendia presentó el comunicado ante la prensa. Le acompañó en el acto Karlos del Olmo, director de la revista Senez, que presentó el último número de la revista.

En defensa de la profesión

Tal día como hoy falleció en Belén, en el año 420, Eusebio Hierónimo de Estridón –san Jerónimo para católicos y ortodoxos–, autor de la traducción al latín de la Biblia, conocida como la Vulgata.

Esta fecha es, así mismo, la que eligió la FIT en 1991 para instaurar el Día Internacional de la Traducción, que desde entonces celebramos traductores y traductoras de todo el mundo. Y si bien es cierto que podía haberse optado por otra fecha, resulta innegable que la elección de san Jerónimo como nuestro patrón casa bien con la idiosincrasia sacrificada y abnegada de las y los profesionales de la traducción.

Como podemos ver, por tanto, este Día de la profesión es bastante reciente; tanto es así que nuestra propia asociación, EIZIE, es anterior a la conmemoración –se creó en 1987–, así como la colección Literatura Unibertsala –impulsada y gestionada por la asociación– , cuyo primer volumen vio la luz en 1990.

EIZIE cumplirá 28 años el próximo mes de noviembre, y a lo largo de este tiempo ha sido el punto de unión y reunión de multitud de traductores/as, correctoras/es e intérpretes, y actualmente contamos con más de 350 personas asociadas.

Algo más veterana es la revista SENEZ, que recientemente ha cumplido 31 años. Comenzó su andadura de la mano de la Escuela de Traductores de Martutene, en 1988, y hoy presentamos su nº 46, que acaba de salir de la imprenta.

En EIZIE también contamos con iniciativas más recientes, como la lista de distribución ItzuL, el blog 31 eskutik:, la base de datos Nor da Nor…, sin olvidar otras actividades más específicas (actividades de formación, publicaciones que recogen la aportación de los pioneros de la traducción, etc.).

Tras este breve resumen de la trayectoria y los resultados de la asociación, y desde la perspectiva que nos ofrecen estos 28 años de trabajo, queremos reivindicar hoy, 30 de septiembre, la importancia de la traducción.

Reivindicamos la trascendencia de la traducción porque creemos firmemente que para progresar culturalmente, para desarrollar nuestras culturas, para avanzar en conocimiento y comunicación es imprescindible prestar a la traducción la atención y los recursos que merece. Y es que en el mundo actual difícilmente conseguiremos progresar si no reconocemos el alcance que en él tiene la traducción.

Hacerlo implica definir claramente una política de traducción y apostar por ella. Hoy en día nadie pone en duda que para conseguir un lugar en la comunicación es imprescindible estar presente en Internet, y, en nuestra opinión, es igual de cierto que sin una política de traducción concreta y eficaz es imposible avanzar. Más aún en los países que tienen lenguas minorizadas como la nuestra.

Por eso mismo, creemos que las instituciones culturales deben dar absoluta prioridad a establecer una clara política de traducción y dotarla de los recursos necesarios. Dicho de otra manera, definir claramente qué, cómo, quién, en qué condiciones… debe traducirse para que también el euskera, nuestro idioma, sea una lengua de cultura, y una vez establecidas las necesidades destinar los medios necesarios para hacerles frente. Estamos convencidas de que es así, y así se lo trasladamos a la comunidad.

Senez: la revista de los traductores y traductoras

senez46azala.jpg

Nos hemos reunido en este Día Internacional de la Traducción, en San Sebastián, en vísperas de la Capitalidad Europea de la Cultura de 2016, para tener presente también a la revista de traducción Senez. Porque esta publicación es un puente construido de la materia de la memoria tendido al futuro, un patrimonio material que también atesora patrimonio inmaterial (la interpretación pertenece más al reino intangible de la oralidad), y un diario bastante fiel de la corrección, interpretación y traducción desde y hacia el euskara. Sin olvidar su característica principal, por supuesto: el de ser un instrumento para la comunicación de las personas que se afanan en los mencionados ámbitos, un pilar del dialogo entre iguales.

El primer ejemplar vio la luz en 1988, tal y como decían en la presentación, de la mano de tres asociaciones (Escuela de Traductores de Martutene, Elhuyar y UZEI) que trabajaban y teorizaban en los ámbitos de la traducción y de la terminología en euskara. Por tanto, fue algo posterior el ir haciendo cada vez un mayor hueco a la corrección de textos y a la interpretación. Aquel escrito de presentación también se refería a los tres ejes temáticos principales de la revista: teoría, información y condiciones profesionales.

Tres ejes a los que se ha seguido manteniendo fiel la revista desde que las tres asociaciones que la pusieron en marcha la dejaran en manos de la asociación EIZIE. Tal y como recordaba el entonces director, Koldo Biguri, en el ejemplar de 1994, “Esta revista SENEZ está llegando a su décimo año de andadura, y en ese espacio de tiempo ha registrado algunas modificaciones. La revista surgió en la Escuela de Traductores de Martutene, y ahora está en manos de la Asociación de Traductores, Correctores e Intérpretes de Lengua Vasca; además, de publicarse cada cuatro meses ha pasado a ser una publicación anual. De todas maneras, esos cambios no han sucedido solamente en nuestra revista. En efecto, en estos diez años la traducción en euskera ha recorrido un camino que pocos podían imaginar, tanto desde el punto de la vista de la cantidad como, sobre todo, desde el de la calidad”.

Como recoge el editorial del ejemplar de este año, haciéndose eco de un poema de Sarrionaindia al que el desaparecido cantante Imanol puso voz, la revista ha llegado hasta 2015 como una paciente serpiente, que a pesar de mudar la piel todos los años, sigue siempre siendo la misma y, al mismo tiempo, diversa, porque va mudando a la par que el mundo, aunque, con todo, algo permanezca inalterable en ella: la vocación de ser el medio de comunicación de la comunidad de correctoras y correctores, intérpretes y traductores y traductoras vascohablantes, mientras así lo desee ese colectivo.

Premio de Traducción Etxepare-Laboral Kutxa

El Instituto Vasco Etxepare y Laboral Kutxa han creado el galardón con el fin de reconocer la traducción de una obra literaria escrita y publicada originariamente en euskera, y se hizo público el Día Internacional de la Traducción. Los galardonados han sido la editorial gallega Kalandraka y el traductor Isaac Xubín, por la traducción al gallego de Tempo de exilio, una colección de poemas de Joseba Sarrionandia.

etxepare.JPG

Babelgo mitoaren kontra (Contra o mito de la Torre de Babel)
(Texto de Joseba Sarrionandia, escrito para la ocasión)
 Lectura del texto (YouTube)

Egunon, hemen elkartu zaretenoi. Eskerrik asko Etxepare Institutuaren gomitari. Baimena ematen badidazue, hitz gutxi batzuk esan nahi nituzke itzultzaileen alde eta, batez ere, Babelgo mitoaren kontra.

Itzulpena, jakina denez, inposiblea da eta, aldi berean, beharrezkoa. Eta ezinezkoa posible egiten duen ofizio bat dago, itzultzailearena. Itzultzailearen zeregina magikoa da, jakina, hizkuntza desberdinak hitz egiten dituztenen arteko komunikazioa erraztea. Kultura unibertsalaren eragile magikoak dira.

Baina utzi egidazue gailegoz jarraitzen, Finisterre aldeko gonbidatuoi eskerronez…

Quería darlle as grazas aos máxicos aquí presentes, particularmente a Isaac Xubín, a Luís Rei e aos editores de Kalandraka. E quería protestar, ao mesmo tempo, contra o mito de Babel. Creo que debemos desacreditar o mito de Babel.

Aos que acreditan no mito da Torre de Babel e no castigo metafórico, e que renegan da diversidade cultural, e que empregan o mito de Babel como argumento de autoridade para impoñer o castigo, ou a prohibición, ou o simple descrédito aos outros, eu dígolles que non acredito no idioma universal. Non acredito no idioma universal, como non acredito na euxénese ou no pensamento único.

A idea de que a diversidade é confusión e conflito, foi utilizada ao servizo da política asimilacionista -ás veces sutil, e xeralmente brutal- que nos inflixiron durante séculos os nosos veciños imperialistas. Os nosos fracasados veciños imperialistas, pódese dicir; porque as nosas linguas están aínda vivas e máis ou menos saudables. Mais non suficientemente fracasados, paréceme, porque aínda insisten.

Aos que acreditan na idea do idioma universal dígolles, con Castelao, que “a variedade de idiomas, coa súa variedade de culturas, é o signo distintivo da nosa especie, o que nos fai superiores aos animais. Velaí vai a demostración: un can de Turquía ouvea igual que un can de Dinamarca; un cabalo das Pampas arxentinas rincha igual que un cabalo de Bretaña. E sabedes por que? Porque os pobres animais aínda están no idioma universal…”

Aínda seguen algúns pobres humanos, alleos ao humor de Castelao, coa súa pretensión de impoñer un único idioma; quizais o único que saben. Por sorte, temos diversos idiomas, todos eles humanos, dignos e universais.

A única lingua que merecería perder puntos no seu recoñecemento universal sería, na miña opinión, aquela na que se apouque e escamotee o carácter universal dos outros idiomas.

Moitas grazas aos tradutores e a todos os que recoñecen as outras linguas.

Un abrazo.

Joseba Sarrionadia